Rainer Maria Rilke. Poemas del Libro de Horas

 

Rainer M. Rilke (Praga. 1875-1926), dentro de una extensa obra lírica compuso unos poemas “de amor a dios” y por ende a la naturaleza y al universo, imitando los libros de horas o devocionarios medievales, y pareciera evocar aquel mundo arcaico que nos mostraban en sus miniados, y no obstante con un hondo sentido extrañamente actual.

 

Estuve con los monjes más antiguos, pintores,
forjadores de mitos,
que escribían historias en calma y dibujaban
las runas de la gloria.
Y te veo en mi rostro, con vientos,
bosques y aguas,
zumbando al borde la cristiandad,
tú, tierra no alumbrable.

 

Quiero contarte quiero mirarte y
describirte,
no como esmalte y oro, sólo con tinta de
corteza de manzano;
tampoco puedo atarte con perlas a las hojas,
y la imagen más trémula que me hallan mis sentidos,
ya abrumaría, ciega, con tu sencillo ser.

 

Porque tú eres el suelo. Son para tí los tiempos
como verano sólo,
y piensas en lo próximos igual que en los
remotos,
y aunque hayan aprendido a sembarte más hondo
y mejor construirte,
tú te sientes apenas tocado por cosechas semejantes
y no oyes sembradores ni segadores cuando
caminan sobre tí.
 
 
 
…………….
 
 
Pues pobreza es un gran fulgor de dentro …

 

Pobre como la lluvia en primavera,
feliz en el tejado de los pueblos;
o como la ilusión que abriga un preso
en su celda sin mundo enternamente.
 
 Pues mira: vivirán y aumentarán,
no serán sometidos por el tiempo,
y crecerán como bayas en el bosque
tapando el suelo con su dulzura.

 

Grabado en madera. 1411: Thomas, siervo de A. Harley ve alargada su servidumbre por cortar un árbol sin permiso.

Pues felices aquellos que nunca se alejaron
y en la lluvia estuvieron quietos, sin tejado;
hacia ellos vendrán todas las cosechas
y su fruto aumentará mil veces.

 

Durarán más allá de todo fin,
por sobre imperios cuyo sentido se deshace,
y se elevarán, manos reposadas,
cuando las manos de todos los hombres
y de todos los pueblos se fatiguen.

 

 
Esta entrada fue publicada en Poesia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*