CORRIDOR OF MIRRORS (La extraña cita)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

He preferido el título original en inglés como entrada del post antes que el caprichoso que le adjudicaron al estrenarla en España.

Años 40 en Londres. Una joven de la buena sociedad, hermosa, seductora, algo hastiada de su círculo de amigos, deseosa de nuevas experiencias, conoce a un hombre al que rodea un cierto halo de misterio. Inmediatamente, se siente atraída por él y por su mundo secreto. Pero para él es algo más que un juego; ella le recuerda a una mujer a la que amó hace siglos …

Siendo el argumento atrayente y sugestivo, es sobre todo la atmósfera que recrea lo que la hace distinta: estancias barrocas donde los personajes se mueven entre luces y sombras, ropajes ricos y suntuosos, un cierto tenebrismo gótico, y como fondo la inquietante música de Georges Auriac.

Una de las escenas más emotivas del film se desarrolla mientras se oye la melodía gaélica Black is the colour, tiñéndola de una belleza nostálgica.

La historia, escrita por Chris Massie, plantea de forma interesante el conflicto entre la realidad y la fantásía, lo racional frente a lo quimérico.

Terence Young, desigual director, realiza aquí uno de sus mejores trabajos en los que brilla la protagonista, Edana Romney, en su primer film. Eric Portman es un actor intenso pero contenido que sirve de contrapunto a su oponente.

Desafortunadamente sólo se encuentra en versión original sin siquiera subtítulos. Parece que en España nunca se reeditó.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en fantástico/terror. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*