PINK FLOYD

 

 

 

 

 

 

De entre los LP’s de Pink Floyd, elegiría uno de una belleza casi dolorosa: Wish you were here  dedicado a Syd Barret que abandonó prematuramente el grupo debido trastornos mentales ocasionados por las drogas.

Syd Barrett

 

 

 

 

 

Sin embargo, hay otro album que en el momento presente ha adquirido más vigencia que cuando se creó:  Animals.

La temática de Animals estaba inspirada en los nefastos efectos que sufrieron los países occidentales con motivo de la crisis energética de los 70: despidos en masa, recesión.

Aquello generó una falta de seguridad y de confianza que produjo, a principios de los 80, una oleada de ejecutivos, financieros y hombres de negocios dispuestos a acaparar riqueza al precio que fuera: los yuppies.

Cuando Pink Floyd compone las canciones de su LP aún no se conocía este término, no obstante la canción Dogs los describe de forma magistral (si bien la banda se refería en aquel momento a las fuerzas de seguridad debido a la represión de las huelgas mineras).

Roger Waters y David Gilmour no lo sabían, pero en realidad estaban profetizando los tiempos por llegar. No se podría encontrar una semblanza más certera de esos especialistas en opas, fusiones fraudulentas, hedges funds, oscuros fondos de inversión …

 

PERROS

Tienes que estar chiflado, tienes que tener  
una auténtica necesidad
Tienes que dormir de puntillas, y cuando estás en la calle
Tienes que ser capaz de picar carne fácil  
con los ojos cerrados
Y entonces, entrando silenciosamente, fuera del alcance de ojos y oídos
Tienes que lanzarte en el momento oportuno, sin pensarlo.
Y, después de un tiempo,
puedes ganar puntos en elegancia
Como la corbata del club  
y el apretón firme de manos
Una cierta mirada en los ojos  
y una fácil sonrisa
Has de ganarte la confianza de aquellos a quienes mientes
Para que cuando te den la espalda
Tengas ocasión de asertar el cuchillo en ella.

 

Tienes que mantener un ojo mirando por encima de tu hombro
Sabes que se va a poner más y más
duro a medida que te vayas haciendo viejo
Y, al final, empaquetarás
y volarás hacia el sur
Y esconderas tu cabeza en la arena
Como un triste anciano más
Completamente solo muriendo de cáncer.

 

Y cuando relajes el control,
segarás la cosecha que has sembrado
Y a medida que el miedo aumenta,
la sangre mala se va parando hasta volverse piedra.
Y es demasiado tarde para soltar
el peso que solías necesitar descargar
a tu alrededor
Así pues, que tengas un buen hundimento mientras,
solitario, te hundes,
Arrastrado por la piedra.

 

Tengo que admitir que estoy un poco confuso
A veces me parece como si sencillamente
estuviese siendo utilizado.
Tengo que permanecer despierto, e intentar
sacudirme este reptante malestar
Si no me mantengo firme en mi terreno,
¿cómo me las voy a arreglar para salir de este laberinto?

 

Sordo, mudo y ciego,
continúas creyendo que
Todo el mundo es utilizable y que
nadie tiene un verdadero amigo
Y te parece que lo que había que hacer es aislar al ganador
Y todo se hace bajo el sol
Y tú crees de corazón que
cada persona es un asesino.

 

Quien nació en una casa llena de dolor
Quien fue enseñado a no escupir
en el ventilador
Aquel a quien el hombre
dijo lo que debía hacer.
Quien fue amaestrado
por personal adiestrado
Quien fue equipado con collar y cadena
Quien recibió un asiento en la tribuna
Quien estaba abandonando la manada
Quien no era más que un extraño en casa
Quien, al final, fue pulverizado
Quien fue encontrado muerto al teléfono
Quien fue arrastrado por la piedra.

 

Esta entrada fue publicada en Poesia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*