EL JARDIN

Miles y miles de años
no bastarían
para describir
el pequeño segundo de eternidad
donde tú me abrazabas,
donde yo te abrazaba,
una mañana de luz invernal
en el parque Montsouris de Paris.
En Paris.
Sobre la tierra.
La tierra que es un astro
(Jacques Prévert)
Esta entrada fue publicada en Poesia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *